La acupuntura goza hoy de una renovada popularidad como una forma altamente sofisticada y efectiva técnica alternativa. Sin embargo hablamos de una disciplina holística que se remonta al período neolítico (2.500 a.C.). El texto escrito más antiguo sobre acupuntura que se conoce aparece en el Nei Jing (El clásico  de medicina interna del Emperador Amarillo), que data de alrededor del 200 a.C. y es el libro más antiguo de texto médico completo.

En China, la acupuntura ha sido una parte importante de la medicina primaria durante los últimos 5.000 años. Sus usos van desde la prevención y el tratamiento de las enfermedades hasta aliviar el dolor e incluso anestesiar a los pacientes para cirugía. Sin embargo, lo más importante ha sido siempre la prevención. En la medicina tradicional china (MTC), la forma más elevada de acupuntura era la destinada a proporcionar una vida larga y sana.

¿Qué es la acupuntura?

Acupuntura significa literalmente “pinchar con aguja”, un término que suena más bien doloroso para definir la práctica de insertar agujas muy finas en la piel con el fin de estimular una serie de puntos específicos llamados acupuntos.

Para comprender realmente cómo actúa la acupuntura es preciso familiarizarse primero con las bases de la filosofía china. Las filosofías del Dao o Tao, el yin y el yang, los ocho principios, los tres tesoros y los cinco elementos son todas fundamentales para la acupuntura china tradicional y su papel específico en ayudar a mantener la buena salud y el bienestar de una persona.