Gimnasia Abdominal Hipopresiva

hipopresivo imagen

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH), además de ser usada de forma terapéutica en consulta , comienza a extenderse su práctica a los grupos de recuperación post parto y a nivel deportivo en gimnasios.

La GAH sólo sirve para el post parto?

No, va mucho más allá. Si miramos todos los efectos de los hipopresivos, hay muchas razones para practicarlos:

  • Ayudan a mejorar la postura y por tanto disminuyen los dolores a través del refuerzo de las cadenas musculares.
  • Aumentan el tono del abdomen y suelo pélvico, por lo que previenen y mejoran las incontinencias, urgencias, aberturas vaginales, prolapsos, hernias, estreñimientos…
  • Disminuyen la pesadez de las piernas y los dolores abdominales al favorecer la correcta posición de los órganos pelvico-abdominales y descomprimir los ganglios linfáticos.
  • Mejoran la función respiratoria y aumentan el rendimiento deportivo por aumento de la capacidad anaeróbica y la EPO (eritropoyetina).
  • Reducen la cintura al tonificar la musculatura profunda.
  • Mejoran la función sexual.

Para quién está indicada?

  • Para mujeres que desean quedarse embarazadas o que han dado a luz y se están recuperando.
  • Para personas que tengan el vientre hinchado o el abdomen débil (tras cesáreas, operaciones ginecológicas o de abdomen…).
  • En caso de disfunciones del suelo pélvico (incontinencias, caída de órganos, tránsito lento, estreñimientos, dolor abdominal…).
  • Durante la perimenopausia o menopausia.
  • Para deportistas en general, especialmente para mujeres que practiquen deportes de impacto (correr, montar a caballo, saltos, tenis, bailes…), hombres y mujeres con problemas de espalda, o todo aquel que quiera mejorar rendimiento.

Basta con la GAH para recuperarse del parto y para tratar los problemas del suelo pélvico? No, en muchos casos puede no ser suficiente. La GAH es muy buena herramienta para la prevención de disfunciones, pero la reeducación del abdomen y suelo pélvico completa puede necesitar del uso de más herramientas (respiración, consciencia corporal, postura, ejercicios del suelo pélvico, ejercicios abdominales específicos, masaje perineal, apoyo con electroterapia, bolas chinas o biofeedback…..) Por ello siempre recomendamos realizar revisión del suelo pélvico y abdomen por un fisioterapeuta especializado que indicará cómo estamos y qué necesitamos de forma totalmente personalizada, porque cada caso es único.

Cómo aparece la GAH?

La desarrolló a finales de los años 80 Marcel Caufriez pensando en la recuperación post-parto, buscando una gimnasia abdominal que fuese beneficiosa para la faja abdominal sin  efectos secundarios sobre el suelo pélvico, ya que los ejercicios abdominales tradicionales tienen efectos negativos sobre el suelo pélvico en las mujeres.

Y qué es la GAH?

Es una terapia sistémica o global consistente en un conjunto ordenado de ejercicios posturales y respiratorios rítmicos hipopresivos. Éstos provocan la caída de la presión dentro de la cavidad abdominal, torácica y pélvica debida a la relajación (tónica) del diafragma, que a su vez provoca una activación refleja del suelo pélvico y del  abdomen. La práctica diaria (+/- 20 min) provoca a corto-medio plazo una activación del sistema ortosimpático (lo que implica corrección de urgencias miccionales, aberturas vaginales…) y a medio-largo plazo una tonificación del suelo pélvico y de la faja abdominal.

En su práctica hay que tener en cuenta sus contraindicaciones absolutas: el embarazo e hipertensión. En caso de hipertensión hay que valorar si se pueden hacer con modificaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *